CALLCENTER +56 (45) 2310 200   

LA HEPATITIS, UNA ENFERMEDAD SILENCIOSA

 

En el Día Mundial contra la Hepatitis, que se conmemora el 28 de julio, Clínica Mayor alerta sobre el riesgo de contagio, tratamiento y prevención de los distintos tipos de hepatitis.

La hepatitis es una inflamación del hígado causada generalmente por una infección viral, cuyos principales tipos están denominados por las letras A, B, C, D y E.

La que más se conoce en el país es la hepatitis aguda por virus A, que se transmite por contaminación fecal -es decir, por ingesta de heces fecales de una  persona contaminada- y puede producir epidemias muy grandes.

Sin embargo, los tipos de hepatitis viral B y C, que se relacionan  a contagios por transmisión de tipo sexual o transfusional son hoy en día los de mayor peligrosidad porque pueden desencadenar en una hepatitis crónica, lo que produciría una cirrosis o cáncer al hígado.

El médico gastroenterólogo de Clínica Mayor, Carlos Rueda, explica que los piercings y tatuajes también son factores de riesgo. “Si no esta bien hecho puede transmitir el virus, puede llevar a que la persona en un momento dado adquiera esta enfermedad, solamente por haberse puesto un piercing o tatuarse el cantante favorito, el equipo de fútbol o el nombre del pololo o  polola”.

Enfermedad silenciosa

El profesional de Clínica Mayor señaló que uno de los principales problemas es que los pacientes infectados con hepatitis B y C no desarrollan los síntomas después de la infección.

Este es el punto más relevante de la enfermedad, explica el doctor Rueda, pues muchas personas que padecen infección crónica con el virus de la hepatitis B o C no son conscientes de tener el virus. Por lo tanto corren el riesgo de desarrollar una enfermedad hepática crónica grave, y sin saberlo pueden transmitir el virus a otras personas.

El profesional advierte que “la falta de información en la población es el enemigo más importante en la lucha contra la enfermedad, ya que muchas personas pudieron haberse contagiado en algún momento de su vida sin saberlo, permitiendo un avance de la enfermedad que puede llegar a ser mortal”.

 Tratamiento

El doctor Carlos Rueda precisa que la hepatitis tiene tratamiento de antivirales, que se pueden utilizar sobre todo cuando está en fase crónica.

En la hepatitis aguda, básicamente se acompaña al paciente hasta que se mejore solo.  “En el caso de las hepatitis  B y C casi nunca se percata el paciente que tiene la enfermedad, así que el tratamiento se realiza en fase crónica”, apunta el gastroenterólogo.

Otro punto importante es que en el caso de la hepatitis crónica B y C son patologías Auge desde hace 4 años, por tanto su estudio y tratamiento están cubiertos, señala el profesional.

 Prevención

El doctor Rueda recomienda a la población ser donante de sangre, pues las diferentes pruebas que se hacen a la misma  permiten detectar si  ha estado expuesto en algún momento de su vida al virus de la hepatitis.

Otras recomendaciones son:

  • Mantener buenas medidas de higiene, como lavado de manos cada vez que se va al baño.
  • Aplicarse las vacunas disponibles, esto es contra la Hepatitis A y B.
  • Tener cuidado con las parejas sexuales, porque la hepatitis B y C se transmite por contacto  sexual.
  • Si planea realizarse un tatuaje o piercing, elija un lugar autorizado, si no está bien realizado, con las condiciones de higiene adecuados, puede llevar a que la persona adquiera la enfermedad.
El Día Mundial contra la Hepatitis se fijó el 28 de julio en honor al descubridor del virus de la hepatitis B, Profesor Baruch Samuel Blumberg, galardonado con el Premio Nobel, nacido ese día.