CALLCENTER +56 (45) 2310 200   

Para estas Fiestas Patrias

Carlos Rueda- Gastroenterólogo

En esta época de Fiestas Patrias, es costumbre celebrar con una mayor ingesta de alimentos debido a los platos típicos disponibles; además de asistir a fondas, ramadas y lugares acondicionados para la manipulación de alimentos que –al no ser del todo profesional, en algunos casos– pudiese poner en riesgo a las personas por la contaminación de los mismos.

Lo primero a considerar, es que es natural que al ingerir más alimentos, con mayor cantidad de aliños y mayor cantidad de licor, nos expongamos a algunas enfermedades. Una de ellas es la popularmente llamada gastroenteritis, que consiste en una crisis de deposiciones blandas, sin vómitos ni fiebre. En términos médicos lo anterior es una dispepsia por transgresión alimentaria con algo de diarrea asociada, las cuales –cabe destacar– son autolimitadas y mejoran sólo con cambiar nuestra ingesta a alimentos más sanos.

Por otro lado, si asistimos a lugares públicos, fondas o ramadas, debemos observar las medidas higiénicas del sitio. Tratemos de seleccionar un sitio que posea una manipulación de los alimentos adecuada, verificar por ejemplo si usan o no guantes de latex al servir. Tratemos de no ingerir productos donde es más fácil que crezcan bacterias, como es la mayonesa casera, postres con cremas o mariscos crudos.

Si después de comer algún producto aparecen deposiciones líquidas abundantes antes de 6 horas, es una diarrea por toxina en los alimentos casi siempre por stafilococo aureus; si éstas surgen entre las 6 y las 24 horas, sería por bacilo cereus; por último, si las deposiciones se presentan entre las 24 y las 72 horas, las bacterias causantes son norovirus y salmonella.

En estos casos, de intoxicación alimentaria, el cómo manejarlo es muy sencillo: hay que evitar la deshidratación, lo que se logra en los adultos aportando sales de rehidratación oral o utilizar bebidas para deportistas en una relación de dos tercios, sumando agua al tercio restante (ello para poder bajar su concentración). Usar una vaso cada dos horas vía oral o más si la diarrea es profusa y se tiene mucha sed. Si se presentan vómitos y no se puede hidratar, consultar a un servicio de urgencia, para su manejo.

Finalmente si hay presencia de sangre en las deposiciones, fiebre, calambres y dolor abdominal asociado, puede que estemos en presencia de una diarrea enteroinvasiva, para lo que corresponde efectuar exámenes. Si es el caso de un paciente de edad, inmunosuprimido, corresponderá usar antibióticos entre 3 y 5 días, de acuerdo al germen identificado según recomendación de la Organización Mundial de Gastroenterología en su guía sobre diarreico agudo (www.worldgastroenterology.org).

Es importante recalcar que los antibióticos sólo deben ser prescritos por profesionales dado el gran riesgo de inducir resistencias que pueden ser deletéreas, igualmente el uso de antidiarreicos tales como loperamida, carbón, caolín y pepsina, deben ser prescrito por el médico, sobre todo si no hay sospecha de ser una diarrea enteroinvasiva.

Resumiendo, para enfrentar estas fechas debe cuidar no ingerir alimentos contaminados y, adicionalmente, en caso de que sufra las consecuencias de una ingesta excesiva, debe mantener la rehidratación. Si aparecen vómitos, fiebre o dolor abdominal, se recomienda consultar precozmente. De todas maneras se puede disfrutar siempre, considerando estas sencillas recomendaciones. ¡Felices fiestas!